Ruta: Home SUPERAR AMS Recursos Sanar y Liberar Testimonios Quiero cambiar: Compromiso Cartas Recibidas: Por favor, ayúdenme. Quiero cambiar. Motivaciones Religiosas

Es posible el cambio

B01 B01 B01 B02
JA slide show

Cartas Recibidas: Por favor, ayúdenme. Quiero cambiar. Motivaciones Religiosas

E-mail Imprimir PDF

 

TESTIMONIOS: QUIERO CAMBIAR. MOTIVACIONES RELIGIOSAS

 

CARTAS RECIBIDAS EN NUESTRA PÁGINA PIDIENDO AYUDA

 

 

 

Quiero salir de este abismo, que es como una adicción.

 

Soy un joven, estudiante de medicina, que cursa el año del internado, y tengo como historia, que una vez en mi infancia fui violado y que después tuve muchas relaciones con un primo, estuve al margen de esa experiencia mientras no me sentía deprimido, pero generalmente me las pasaba en ese estado.

 

Ese estado de inconformidad contigo mismo y tengo deseos muy fuertes, he tenido varios encuentros fugaces, porque no son relaciones de pareja, nada que ver, lo más importante es que quiero salir de este abismo, el cual me ha llevado a cometer pecado de lujuria, fornicación, pornografía, claro yo me he arrepentido muy profundamente por cada cosa, pero al cabo de unos meses vuelve con más fuerza.

 

Es como una adicción, sé que lo puedo superar con la ayuda del Dios omnipotente Jesús mi Salvador y el Espíritu Santo. Generalmente, también suceden los episodios en los tiempos en que menos oro, me entra una desolación, que sólo el demonio produce, de repulsión a estar cerca de Dios.

 

Mi vida es como un laberinto, así como esta narración es un laberinto. Sé que Dios me ha sanado, pero falta una plena aceptación de esa sanación por parte mía, es lo más difícil que me he encontrado. Tengo que confiar en Dios, pero de nada me vale saberlo si no hago un esfuerzo personal. Resulta que ese esfuerzo me gasta mucha energía ya que mi YO, mi Ello interior están en una lucha constante, me siento bien aprisionado.

 

Soy heterosexual en mi concepción como persona, pero mis deseos, pensamientos, actitudes y muchas otras cosas más, por ahora, al parecer, están bien atrás, allá en la etapa de homoerotismo del niño y adolescente. Es una situación que me reta fuertemente y constantemente, es un azote muy duro, me gustan las mujeres, son fascinantes, hermosas, bellas, guapas, sexy, pero cuando estoy con ellas, no me salen palabras para seducirlas. Le cuento después. Que Dios en su infinita misericordia, lo llene de su Santo Espíritu, para que lo ilumine en las respuestas a estas interrogantes y lo bendiga siempre en su Hijo Jesucristo, Nuestro Señor. Amén. 

 

L. 24 años. República Dominicana. 9 Mayo 2009

 

 

 

Necesito cambiar

 

Hola padre! La verdad que necesito cambiar..! Tengo inclinaciones homosexuales... y la verdad no kiero eso... Lo que yo kiero es agradar a Dios en todo lo que haga, reconozco que es algo que debo superar. Y por eso necesito de su ayuda. Espero contar con usted. Un abrazo, D.

 

D. 20 años. Argentina. 3 Mayo 2009

 

 

 

Yo quiero cambiar, no quiero seguir viviendo de este modo.

 

Yo sé que esto lo escucharan muy a menudo, pero yo quiero cambiar, no quiero seguir viviendo de este modo.

 

Nunca he hecho nada extraño con nadie, pero no quiero que el cuerpo me lo pida, yo lucho mucho con esos deseos, pero no quiero luchar más, yo quiero vivir una vida normal, pero eso quiere decir NORMAL, no con aflidez. Viviendo de esta manera se me hace muy difícil pensar en el futuro. Por más que me dicen y el mundo se pinta de una manera, yo no creo que Dios pueda estar de acuerdo con esto.

 

G. 3 Mayo 2009

 

 

A mí me desconcierta, pues sé que a Dios no le agrada

 

Buen día P. Antonio, es realmente una gran oportunidad poder contactarse con alguien de suma confianza para poder plantearle mi situación, que muchas veces lo considero como un obstáculo para tener una relación estrecha con Dios.

 

Bueno, mi nombre es C., soy hondureño de 23 años y actualmente estudio una maestría en la Universidad. Cualquiera diría: guaaoo qué joven tan afortunado! La verdad es que muchas veces no lo siento así a causa de una situación que me quita las ganas de seguir adelante.

 

Desde pequeño he sentido cierta inclinación por las personas de mi mismo sexo y eso es algo que a mí me desconcierta, pues sé que a Dios no le agrada. Tengo entendido que es una cuestión hormonal que permite que uno se sienta atraído por personas del mismo sexo.

 

Realmente me gustaría saber si hay algún medicamento o remedio que me ayude a eliminar eso de mí. Yo asisto a la Iglesia a y muchas veces me siento mal por mi condición y lo único que quiero es llevar una vida normal.

 

De antemano gracias por dedicarme tiempo al leer este comentario. Dios le bendiga por servirle a la Iglesia de esta forma. Espero algún día tener la oportunidad de conversar con usted directamente, sería algo magnífico.

 

C. 24 años. Honduras. 8 Marzo 2009

 

 

Hay veces que me siento tan indigno, tan sucio, tan diferente... como si no perteneciera a ningún lugar...

 

Muchas gracias por crear espacios como éste !! Espero que Dios les proporcione la fuerza y la gracia necesarias para seguir desempeñando esta labor !!

 

Soy homosexual, crecí en una familia disfuncional y desde muy pequeño supe de mis tendencias, actualmente he encontrado junto con mi familia el amor de Dios y hemos estado creciendo en la fe... en mi casa nadie sabe de mi orientación sexual y la verdad no pretendo que se enteren nunca.

 

Es difícil, porque entonces no cuento con el apoyo y el consejo de nadie, es duro, pero Dios es mi fuerza, sin embargo necesito de consejo, de alguien que me ayude, un consejero espiritual tal vez, que me enseñe a llevar de una manera más digna ante los ojos de Dios mi vida, necesito aceptarme si es que ya no voy a cambiar jamás, me gustaría ser completamente normal, es muy difícil ser yo, es muy difícil, vivir con incertidumbre y algunas veces con miedo.

 

El Señor me ha ayudado a aligerar mi carga y la verdad no pretendo que desaparezca, pues estoy conciente de que la fuerza de las personas reside en llevar con dignidad su cruz como lo hizo Jesucristo.

 

Por favor necesito de su ayuda, de su guía, ojalá y puedan orientarme, porque hay veces que me siento tan indigno, tan sucio, tan diferente... como si no perteneciera a ningún lugar... muchísimas gracias !!!  Que Dios les bendiga!!!

 

I. 23 años. México. 10 Febrero 2009

 

 

Ya estoy cansado de sentirme culpable de todo y quiero tener fe de que puedo cambiar y de que puedo recuperar mi familia

 

Querido Padre Antonio:

 

Soy F. de Panamá escribiéndole para desearle una feliz Navidad y agradecerle los esfuerzos que está realizando en esta página.

 

Yo soy un miembro viejo, pero que he estado muy frío e inactivo.  Sin embargo, en estos últimos tiempos estoy queriendo reiniciar todo nuevamente porque ya estoy cansado de sentirme culpable de todo y quiero tener fe de que puedo cambiar y de que puedo recuperar mi familia o por lo menos tener un hijo sano y no homosexual.

 

Estoy pidiéndole a Dios me conceda el milagro de tener fe y de hacer lo que tiene planeado para mí, hablar menos y actuar más, darle espacio en mi corazón para que se haga lo que tiene pensado para mí y dejar de pensar y mortificarme tanto.

 

No quiero perder más tiempo.  Quiero empezar nuevamente.  Por favor dígame cómo.

 

Estoy muy arrepentido por haber abandonado todo y tengo mucho dolor por la separación con mi esposa e hijo y el inminente divorcio, pero en medio de todas esas penurias, me he dado cuenta de que de nada vale revolcarse en el fango sino tener la fe de que aun estando solo y aun en medio del dolor, Dios está allí para señalarme el camino.  Solo yo tengo que tomarlo  y permitirle entrar en mi corazón.  Quiero por ver primera dejarlo entrar, pero a veces no sé cómo y me desespero.  Siento mucha culpa por muchas cosas y solo quiero sentir la paz de Dios en el corazón.

 

Gracias por su paciencia para conmigo. Dios lo bendiga, F.

 

F. Panamá. 28 Diciembre 2008

 

 

 

Me siento mal conmigo mismo, triste, desesperado, ya no quiero ser así padre, necesito salir de allí.

 

Hola padre, pues necesito que me ayude padre, he hecho muchas cosas malas, caí en el pecado de la lujuria y lo peor de todo padre, que soy homosexual. Pero yo ya no quiero seguir sendo así padre.

 

Le he pedido mucho a Dios que me ayude pero siento que el demonio se apodera de mí, he visto imágenes prohibidas,  he engañado a chicos en Internet haciéndome pasar por una chica y eso me trajo ya un problema padre y ahora me siento el peor hijo de Dios.

 

Siento que no merezco ni siquiera llamarme ni ser su hijo padre, me siento mal conmigo mismo, triste, desesperado, ya no quiero ser así padre, necesito salir de allí, lo necesito padre, ayúdeme por favor, soy un pecador pero muy grande padre, que no sé si alcanzaré el perdón de Dios, y lo peor de todo que quiero ser religioso pero no sé si soy digno padre, y eso me pone aún mas triste ayúdeme por favor, espero pueda responderme lo más pronto, ayúdeme por favor.

 

N. 20 Noviembre 2008

 

 

Quiero dejar esto, ya que no encuentro una felicidad plena en mi vida, no vivo una autentica vida cristiana.

 

Hola, soy un joven católico comprometido en mi parroquia, fue seminarista desde muy pequeño. Siento la atracción por las personas de mi mismo sexo, he tenido relaciones con personas de mi mismo sexo, tengo pareja, pero quiero dejar esto, ya que no encuentro una felicidad plena en mi vida, no vivo una autentica vida cristiana.

 

En serio quiero salir de esto, pero tengo muchos miedos, y tengo el vicio de la masturbación. Espero pronta respuesta

 

V. 19 años. Colombia. 18 Noviembre 2008

 

 

Ambas sabemos que es incorrecto lo que hacemos y por eso he pedido mucho a Dios que me ayude a salir de esto

 

Buenas tardes, sinceramente me siento muy apenada de escribir y solicitar información sobre este tema, pero realmente me alegro en Dios de haberlo encontrado.

 

Yo actualmente salgo con una persona que es de mi mismo sexo, ella es una amiga que conozco de años a quien desde hace mucho tiempo la quiero y le tengo mucho respeto como amiga, pero tristemente y digo tristemente porque sé que no es correcto, empezamos a tener una relación más como una pareja que de amigas.

 

Yo la quiero en el buen sentido de la palabra porque es una persona muy buena pero tenemos este defecto. Ambas sabemos que es incorrecto lo que hacemos y por eso he pedido mucho a Dios que me ayude a salir de esto, pero en realidad necesito que me aconsejen, pero me avergüenzo de preguntar a los demás. Les agradecería mucho su consejo ya que lo necesito, así también como ella. Gracias.

 

G. 24 años. México. 2 Noviembre 2008

 

 

 

Quiero pensar que aún puedo, que Dios puede y quiere ayudarme… ¿Puedo? ¿Puedo aún?, ¿Cómo? ¿Es posible el cambio para mí?

 

 

Hola gracias por abrir este mail y querer leerlo.

 

Soy un tipo que conoce de Dios, asisto a la iglesia y canto en el coro de la misma. Desde pequeño he tenido inclinaciones homosexuales y ahora sé el origen de las mismas, lamentablemente no he podido contra ellas y he caído muchas, muchísimas veces en los mismos vicios de antes de los cuales no me siento nada orgulloso.

 

Recuerdo lo que dice la Biblia: "el perro vuelve a su vómito" y me siento el peor de todos los creyentes y que no merezco tantas cosas que tengo al ver que sigo cayendo en lo mismo, y en lo mismo; por un tiempo estoy bien, pero al fin y al cabo termino cayendo. Y lo peor de todo es que siento que de tantas y tantas caídas, simplemente me es imposible cambiar, es como un vicio del cual no he podido salir.

 

Quiero pensar que aún puedo, que Dios puede y quiere ayudarme, pero leo la Biblia y dice: "Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio. Porque la tierra que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada" (Hebreos 6:4-8). Al recordar esto siento que para mí ya no hay esperanza, que solamente pueden gozar de ella quienes no han conocido a Cristo, pues cuando le conozcan la esperanza nacerá en ellos.

 

Me siento como en un laberinto, sin salida, ya no tengo para donde ir, ni siquiera a Dios, pues de tantas veces que le he fallado, no creo que pueda alcanzar perdón.

 

Sin embargo, a pesar de ello, siento que mi deber es hablarles a otros de que sí hay esperanza y ser felices aunque yo no lo alcance, pero veo hacia mí y digo "quién soy yo para decir esto si en mí no lo hice válido, por lo tanto, mejor calla". Todo iba bien según yo, estaba tranquilo, muy apasionado por Cristo, pero dijeron algo de mí que hizo entristecerme hasta las lágrimas que no pude con eso y busqué lo que ya no quería.

 

La pregunta del millón es: ¿Puedo? ¿Puedo aún?, ¿Cómo? ¿Es posible el cambio para mí?

 

A. 8 Octubre 2008

 

 

Estoy desesperado, desesperanzado. Quiero ser feliz

 

 

Estimado hermano. Tengo 25 años y estoy desesperado, desesperanzado por esta cruz que Dios me dio. Ya sé que no hay lugar hasta la navidad de este año. Si es voluntad de Dios, esperaré hasta esa fecha. Si hay algún lugar para que pueda entrar y ser mejor en mi vida, y cumplir el plan de Dios en mi, le ruego que me avise. Quiero ser feliz

 

L. 25 años. 8 Junio 2008

 

 

Siempre he soñado con tener una familia feliz, con hijos, señora y lo normal que estoy acostumbrado a ver en mi familia, pero por alguna razón que sinceramente desconozco mi camino se ha desviado.

 

 

Estimado: Soy un joven chileno de 20 años, y siento hace un par de años tendencias homosexuales, o mejor dicho bisexuales, pues hace algo más de un mes terminé con mi polola. Nunca he tenido parejas homosexuales, pero sí he tenido relaciones sexuales 4 veces con otros hombres, todo esto a partir de los 15 o 16.

 

Me considero católico, estoy confirmado por convicción personal, estudié en un colegio católico y asisto con cierta regularidad a misa.

 

Quisiera que me orientaran, no quiero ser gay o algo así toda mi vida. Siempre he soñado con tener una familia feliz, con hijos, señora y lo normal que estoy acostumbrado a ver en mi familia, pero por alguna razón que sinceramente desconozco mi camino se ha desviado.

 

Lo más complejo por así decirlo es que soy hombre de tomo y lomo en todo aspecto, me encanta el fútbol, no tengo tonos de voz afeminados ni conductas que delaten este lado que a usted estoy contando, y por eso mismo me complica tanto el tema, pues como usted podrá comprender, nadie, pero absolutamente nadie de mi familia ni amistades sabe lo que a usted estoy contando.

 

Siento que estoy cometiendo pecado y bastante grave, pero no sé que hacer para que esto me deje de molestar. Si usted me puede ayudar se lo agradecería enormemente. ATTE, M.

 

M. 20 años. Chile. 20 Abril 2008

 

No nací como la gente cree. Las conductas se adquieren o se aprenden en el camino.  Le confieso que sí fui violado en mi niñez por un tío, y creo que es esto la consecuencia de todo el sufrimiento de mi vida.

 

 

Paz y Bien.

 

Saludos Padre. Bendición. Espero se encuentre bien de salud y vida espiritual junto a los suyos.

 

Es la primera vez que utilizo este medio para una consulta. Espero que me pueda dar luz en este caminar. Deseo ardientemente caminar en los senderos de Jesús nuestro Señor, cada día poder sumergirme en las profundidades de su Sagrado Corazón. No es que sea imposible. Pero ciertas cosas que en la vida surgen son las que en cierta manera nos hacen tropezar en el caminar.

 

Como tantas otras personas tienen y tenemos unas que otras debilidades. Unos con mayores, otros no tanto. Deseo ardientemente consagrar mi vida a Dios y María Santísima de una manera especial, que es por la cual he sentido desde mi adolescencia. Siguiendo los consejos evangélico. Todos, es decir cada uno de ellos los he practicado y unos más que otros se han echo parte de mi caminar, de mi vida.

 

Sólo el de la castidad es el que me ha perseguido como aguijón. Primero con la masturbación, cosa que me dominaba y que se estaba convirtiendo en costumbre o hábito. Luego surge la inclinación hacia el mismo sexo. Le confieso que he tenido la experiencia, cosa que no me llena, ni me da placer o gusto. Cosa que luego me siento repugnante y sucio, culpable, con cargos de conciencia. Se preguntara que porque no dejo ya de hacerlo. Pues crea que es falta de voluntad. Aclaro que no estoy activo sexualmente, y que puede surgir de 1000---100, de 100---1 y de 1, ninguna. Es más bien como un apetito que hay que satisfacer. Tampoco es que salgo corriendo. NO. En realidad no me gusta. Pero se me hace difícil poder adquirir voluntad. No se! La lucha es fuerte y agotadora. Y cada vez que me acerco más a Dios, la tormenta azota con violencia.

 

No nací como la gente cree. Las conductas se adquieren o se aprenden en el camino. "Un lápiz no esta hecho para agredir, sino para escribir." Le confieso que sí fui violado en mi niñez por un tío, y creo que es esto la consecuencia de todo el sufrimiento de mi vida. Esto se lo estoy resumiendo, porque no da a basto el medio para contar.

 

Padre... primero quiero contar con sus humildes oraciones. Pues quiero ser de Dios y completamente de Él. Que se entienda de antemano que no es un escape de vida. Amo a mi Madre la Iglesia y la respeto mucho y ella nos es culpable de mis actos. Respeto y admiro la vocación del Sacerdocio y en mis oraciones son constantes las suplicas por los mismos. Agradezco el comunicado de su parte y gestiones de antemano. 70 veces 7, gracias. No sé si sea posible dialogar por teléfono, para abundar más sobre el asunto. De ser así, me lo deja saber en su comunicado. Bendición.

 

Por J. 28 años. Puerto Rico. 19 Abril 2008

 

 

Desde hace tiempo estaba buscando algún medio que me ayudara a mi problema…

Sé que no es un accidente haberlos encontrado.

 

Desde hace tiempo estaba buscando algún medio que me ayudara a mi problema. Antes de entrar a esta página que hoy descubrí por un accidente, lo que consideraba un accidente, había rezado el primer misterio del Rosario, y le pedía a Dios Padre que por medio de su Hijo me ayudara a superar mis heridas emocionales. Me siento solo.

 

Había escrito hace poco a courage.net, pero aún no recibo respuesta. Pero esta página me ha parecido increíble, y quiero comenzar pronto. Vivo en Colombia, pero tengo dudas pues no sé manejar mucho el Internet, y por el tema tan privado, no puedo pedir ayuda a nadie. Pero lo intentaré.

 

Sé que no es un accidente haberlos encontrado. Compraré un disquete para grabar los documentos y leerlos. Lo único que veo es que en cuanto al proceso grupal, no sé si en S. exista este grupo, o en una ciudad cercana. Les pido, por favor, me escriban para globalizarme en claridad mis dudas en torno al procedimiento.

 

Gracias. La Virgen me los acompañe bajo su manto, G.

 

G. 18 Abril 2008

 

 

La verdad es que mi vida se terminó desde que tenia 10 años, desde esa edad se me olvidó lo que es la felicidad, la alegría o la sonrisa sincera

 

La paz del hijo de Dios sea con usted. No sé cómo dirigirme a usted, solo sé que hay momentos en la vida que quisiera que Dios me retirara su aliento de vida, ya que vivir en el pecado es estar muerto y no saber vivir verdaderamente.

 

Hace tiempo, más bien años, que clamo a Dios mi conversión pero a veces no entiendo a Dios por qué no me escucha, parece que cuando intento acercarme más a Él es cuando más lejos estoy, y más me dejo arrastrar por el pecado.

 

La verdad es que mi vida se terminó desde que tenia 10 años, desde esa edad se me olvidó lo que es la felicidad, la alegría o la sonrisa sincera. Yo creo que Dios debió estar loco cuando me dio la vida ya que no lo sé por qué me la dio si iba a caer en este pecado, pero en el fondo de mi corazón lo que más anhelo es dejar este pecado y poder dar testimonio de que Dios existe.

 

Ojalá y reciba alguna respuesta pronto por gracia de Dios e intercesión de la Gran madre de Dios María santísima, Dios lo bendiga mucho, Att. G.

 

G. 10 Abril 2008

 

 

Las tendencias homosexuales no son sanas al ir en contra del orden natural pero también sabrá que no es una simple gripe que se puede quitar de la noche a la mañana, es decir, que es muy difícil y complicado

 

Estimado Padre: Un saludo. Quería acercarme a usted para recibir un consejo de como vivir mejor mi vida.

 

Como usted sabrá las tendencias homosexuales no son sanas al ir en contra del orden natural pero también sabrá que no es una simple gripe que se puede quitar de la noche a la mañana, es decir, que es muy difícil y complicado. Simplemente es una lucha diaria de tener que ocultarse, no poder expresar lo que somos por miedo a represalias, a que te corran del trabajo, etc...

 

Se me haría muy injusto y casi imposible buscar una relación heterosexual, creo que ninguna chica aceptaría a conciencia casarse con una persona con estas tendencias y también sumamente difícil cuando has vivido por años una vida así querer enrolarte conviviendo y saliendo con chicas, esto sin decir que la verdad yo me considero bisexual en el deseo pero no sé si en sentimientos y mente pueda llevar una relación así.

 

A veces es mejor estar solo sin hacer daño a nadie, trabajar, vivir con rectitud lo más posible y esperar la llamada del Señor. Soy muy fervoroso, incluso pensé en ser sacerdote y ofrecer la pureza y rectitud de vida a Dios nuestro Señor por las almas, pero no sé si esto sea un "huir" a este "problema". Le agradezco su luz y consejo padre. Gracias de antemano. 

 

A. 27 años. México. 1 Abril 2008

 

AddThis Social Bookmark Button
 

TESTIMONIOS

ICONO - TESTIMONIOS EPE

| Quiénes somos |Mapa del sitio |Recomiéndanos | Quiero Colaborar |Contáctanos |Boletín |